Translate

miércoles, 10 de diciembre de 2014

EL SCROOGE QUE HAY EN MI

El famoso cuento de navidad, del viejo avaro; a quien en la noche antes de navidad se le aparecen los tres espíritus del pasado, presente y futuro; belleza de moraleja. Un viejo amargado, que la navidad lo enoja y no le gusta estar gastando dinero en cosas que para él son superfluas y todos sus días son de menosprecio al prójimo y de tratar a su asistente como un objeto.

Luego aparecen los espíritus del pasado, presente y futuro; quienes le hacen ver su vida desde otra perspectiva y que le van enseñando a valorar lo que él ha desperdiciado a lo largo del tiempo; tan así que luego del recorrido que le hacen estos espíritus al final recapacita y decide aprovechar esta nueva oportunidad para hacer el bien y dejar de estar fastidiando a los demás.

Y acá viene el cuestionamiento; ¿Cuántos, en estas fechas; han sacado el Scrooge que llevan dentro? Ó ¿Lo han mantenido a lo largo del año?

¿Cuántos hablan de amor al prójimo y de ayudar a los necesitados? Cuando andan buscando la oportunidad de hacerle la vida imposible a los demás.

¿Cuántos dan gracias a Dios por lo que tienen y que les siga bendiciendo con prosperidad y abundancia?... si a los que necesitan ayuda los miran con menosprecio y no hacen nada por apoyarles aunque sea con una frazada o un tamalito.

¿Cuántos hablan y hacen el “mate” de ir seguido a misa, andar en posadas y rezar coronas de adviento? Y a lo largo del año se han mantenido alejados de los preceptos religiosos de amor y respeto al prójimo.

Como decía mi abuelita: “recordate que también vos tenes hijos o los tendrás y no querrás que a ellos les pase lo que vos haces con la demás gente”.

En donde el mensaje, tan sencillo como decir, ¿cuánto es una manzana y le pones otra a la par; entonces cuántas manzanas son?

Y este es… “ Ama y trata a tu prójimo, como a TÍ te gustaría que te traten y como te gustaría que traten a tus generaciones”

“No seas el amargado que busca cómo joder a los demás. Sé el cambio que provoque una reacción en cadena que permita a las personas vivir felices e inspiradas con lo que hacen.”

Tratemos a los demás, como nos gustaría que nos traten a nosotros.

No seamos el “Scrooge” en la vida de la gente.

martes, 9 de diciembre de 2014

CONVIVIO TRIBUTARIO


Empieza la temporada de reuniones entre amigos, familiares, compañeros de trabajo, cuchubales, amigos de colegio, entre otros más. Se programa el lugar, la comida, la bebida y se contactan e invitan a los participantes, todos con la alegría de compartir historias, anécdotas y principalmente fortalecer esos lazos de hermandad en estas fechas en las que el espíritu de la alegría, bondad y amistad se hacen presentes con más fuerza. (Aunque siendo franco, en nuestro país necesitamos este espíritu todos los días del año y no esperar hasta estas fechas.)

Pero mientras los buenos ciudadanos estamos en el rollo de terminar el año con pie derecho, a pesar del recorrido que nos pudo haber planteado este año dos mil catorce; nos enfrentamos a otros personajes; que luego de su organización y planificación, han hecho un mega convivio con nuestro futuro tributario.

No es la culpa de la población que sí trabaja y que por ineficiencias en la capacidad de captación tributaria, nos vengan a crucificar por otros rubros para poder garantizar un ingreso que les permite hacer de todo y sin que la población nos demos cuenta de nada en donde estén invirtiendo esos impuestos.

Alguien decía, en un programa radial; que recaudación tienen, pero el tema es que no llegan a su meta de recaudación.

Ahora bien, dejo en claro que no estoy en contra de que se paguen impuestos; soy fiel creyente que impuestos debidamente invertidos en el país, pueden llegar a generar desde fuentes de empleo hasta  inversión en infraestructura que permitan crecer económicamente al país.

Pero, lamentablemente en nuestra bella patria NO existe esa transparencia y solo se ven circular en los medios noticias de “no hay dinero”, “no tenemos recursos para invertir”, “necesitamos generar bonos para tener más dinero”. Y francamente no vemos noticias que digan “hemos invertido tanto en esto o aquello, lo cual nos generará una tasa de retorno del “x %”

Dando y dando, pajarito volando dirían; si un pueblo con hospitales públicos dignos y con recursos; escuelas públicas con infraestructura y maestros reales y no “fantasmas”,  seguridad de verdad y no de noticias, carreteras adecuadas, servicios públicos eficientes; tengan la seguridad que no pesaría estar siendo desangrados con impuestos; como en la actualidad sucede.